La lección de Augusto

La lección de Augusto
$12.95

Su cara lo hace distinto y él solo quiere ser uno más. Camina siempre mirando al suelo, la cabeza gacha y el ­flequillo tratando en vano de esconder su rostro, pero, aun así, es objeto de miradas furtivas, susurros ahogados y codazos de asombro. August sale poco. Su vida transcurre entre las acogedoras paredes de su casa, entre la compañía de su familia, su perra Daisy y las increíbles historias de La guerra de las galaxias. Este año todo va a cambiar, porque este año va a ir, por primera vez, a la escuela. Allí aprenderá la lección más importante de su vida, la que no se enseña en las aulas ni en los libros de texto: crecer en la adversidad, aceptarse tal como es, sonreír a los días grises y saber que, al final, siempre encontrará una mano amiga.

La generosidad y maestría con la que R.J. Palacio narra la historia de Auggie convierte La lección de August en una obra especial… El resultado no es solo una novela hermosa, divertida y tierna sino también una historia de maduración, superación y aprendizaje”. —The Wall Street Journal

La lección de August es… una maravilla. Está tan bien escrita y atrapa de tal manera que parece que las páginas pasen solas. Pero, sobre todo, La lección de August nos toca el corazón rearmando la vida de la forma más inesperada gracias a un personaje, August Pullman, al que todos los lectores recordarán siempre”. —Nicholas Sparks, autor de La última canción

 Sobre el autor

R. J. Palacio vive en Nueva York con su esposo, sus dos hijos y sus dos perros. Mientras R.J. Palacio,  se dedicaba como diseñador gráfico y director de arte, por más de veinte años a diseñar cubiertas para cientos de autores, soñaba con escribir algún día una novela. Pero un día, hace algunos años, se encontró por casualidad con un niño extraordinario al frente de una tienda de helados. Allí se dio cuenta que el momento de escribir su primera novela había llegado y que lo único que tenía que hacer era empezar a escribir. La lección de August es su primera novela para cual ella no diseñó la portada.  Después de los elogios unánimes que ha despertado en todo el mundo, seguro que no será la última.


Deja un comentario