Así es como la pierdes, segundo libro de Junot Díaz al español

El ganador del premio Pullitzer por su novela La maravillosa vida breve de Óscar Wao vuelve otra vez a deleitarnos con Así es como la pierdes, una novela compuesta por cartas escritas en diferentes momentos de la vida del protagonista Yunior, un jóven nacido en República Dominicana y criado en Nueva York y quien narró algunas de las historias en la primera colección de Junot Díaz, “Drown”, así como partes de su novela Pulitzer, nominada como el libro ficción del año por la crítica del New York Times.

La vida de Yunior se desborona luego de que su prometida descubre sus numerosas infidelidades y lo abandona. La mayoría de las cartas hablan de una mujer con quien Yunior estaba enamorado, y aunque el tema central de la novela es este amor, el amor obsesivo, el amor ilícito, el amor que se apaga, el amor de madre. Díaz también entrelaza otros temas importantes para la vivencia de los latinos en Nueva York como inmigración, familia, masculinidad y el crecer entre dos mundos.

El lenguaje de Díaz sigue teniendo ese fabuloso estilo que lo ha hecho tan importante, cruzando barreras idiomáticas e incorporando el hablar coloquial influenciado por la tecnología, el hip-hop y la calle.
Díaz escribe en inglés, pero intercala expresiones dominicanas y palabras en español, un inglés elástico capaz de aceptar expresiones, giros idomáticos y hasta sintaxis del español. Pero además también hay una maravilloso maestría en el dominio de la segunda persona con su lenguaje obsceno, callejero, lleno de metáforas coloquiales que se adapta la personalidad del narrador y hace que el lector se adentre tanto en el personaje, que siente que es Yunior el que habla no Díaz.

Tanto Yunior como sus otros personajes despiertan sentimientos contrapuestos, humor con pena, compasión con rabia y frustración. Yunior, un pesonaje irrepresible e irrestible, es presentado como “un buen tipo… quien engañó a su novia con una “sucia”, entrada para el tema de los engaños, constante en la novela y Yunior a quien le cuesta aprender que no hay que engañar a sus parejas, y por eso fracasa continuamente en sus relaciones, pareciera encasillare en el estereotipo de su novia Magdalena que dice que todos hombres dominicanos son infieles.

La descripción de su familia y su entorno ayuda a construir la personalidad de Yunior. El recuerdo del país que dejo atrás, la nueva vida precaria cerca de un vertedero de basura, un padre los abandonó después de traerlos desde la República Dominicana y quien lo dejaba en el auto mientras se iba con otras mujeres un hermano mayor mujeriego y violento, que murió víctima de cáncer y una madre madre, que lo relega a un tercer plano y es, prácticamente una sirvienta para su esposo y su primogénito.

Las descripciones más evocativas  son para las mujeres, todas de una poderosa sexualidad: Alma, Nilda, Pura, Verónica, Miss Lora. Yunior puede ser tierno  y reconocer sus virtudes, pero su educación lo limita a verlas sobre todo como presas para la conquista. Lo interesante es que la infidelidad y promiscuidad del latino no se toca del lado de las mujeres víctimas sino de parte del hombre arrepentido que promete no seguir engañando pero sin embargo continua haciéndolo.

Otra vez Díaz es aclamado como innovador novelista por la crítica, el New York Times inicia su crítica, preciando su escritura en “un idioma electrificante y distinto prácticamente un acto de agresión a la vez alarmante y fascinante, incluso erótico en su aserción de súbita intimidad” y luego a manera de aperitivo nos pone un párrafo del libro: “Dude was figureando hard. Had always been a papi chulo, so of course he dove right back into the grip of his old sucias, snuck them down into the basement whether my mother was home or not.”

La edición en ingles publicada en Septiembre del año pasado por Riverhead se ha traducido para el español por Vintage Editores y se lanzará el próximo 4 de junio.

Reservar desde ahora Así es como la pierdes y obtenga un descuento del 32%. (aquí)


Deja un comentario