El poeta que desenterró a su mujer para buscar sus poemas

rossetti5

Rossetti. Dante dibujando un ángel un año después de la muerte de Beatriz

Retrato de Dante Rossetti por William Holman Hunt

Retrato de Dante Rossetti por William Holman Hunt

Dante Gabriel Rossetti ( 1828 – 1882) Pintor y poeta inglés que fue una de las figuras principales de la Hermandad Prerrafaelista, grupo de pintores y críticos de arte que impulsaron una renovación del arte inglés partiendo de modelos medievales. Se interesó en temas sobrenaturales. Entre sus obras destaca su Ecce Ancilla Domini (1850, Tate Gallery, Londres). Su pintura pasa por diferentes etapas en las que siempre trata de la belleza humana. Como poeta, sus poemas más conocidos fueron, ‘El retrato’ y ‘La doncella bienaventurada’, escritos en 1842. Traductor de Dante y de otros escritores italianos a los que editó en 1861 con el título de Los primeros poetas italianos.

800px-John_Everett_Millais_-_Ophelia_-_Google_Art_Project

Ofelia de John Everett Millais. Siddal modeló para el pintor inmersa en una tina de agua durante el invierno lo que le causó neumonía a la modelo.

En 1850 el poeta Dante Gabriel Rossetti conoció a Elizabeth Siddal, que había sido modelo de varios pintores prerrafaelistas, y quedó prendado de ella.  Sus veinte años, su alto y delgado cuerpo y su cobrizo cabello la convirtieron en una de las primeras modelos “despampanantes” prerrafaelistas. William Michael Rossetti, hermano del pintor y poeta, la describió como “una de las criaturas más bellas, con un aire entre dignidad y dulzura con algo que excedía la modestia y la autoestima y poseía una desdeñosa reserva; alta, finamente formada con un cuello suave y regular, con algunas características poco comunes, ojos verde-azulados y poco brillantes, grandes y perfectos párpados, una tez brillante y un espléndido, grueso y abundante cabello oro-cobrizo.”

Regina-cordium-1860

Regina Cordium. Retrato de Siddal pintado por Rossetti para la boda.


Durante la década siguiente Elizabeth se convirtió en musa, en discípula y en objeto de adoración de Rossetti, hasta que en 1860 terminaron casándose. Para Rossetti, obsesionado con la figura de Dante, Elizabeth simbolizaba una especie de versión moderna de Beatriz, y así fue cómo la representó en muchos de los retratos que hizo de ella, como en El sueño de Dante ante la muerte de su amada o en Beata Beatrix. Pero aunque esos cuadros nos den una visión idealizada de la relación, en realidad no tardó en volverse tormentosa, sobre todo a causa de las infidelidades por parte del poeta. 

468px-Dante_Gabriel_Rossetti_-_Beata_Beatrix,_1864-1870

Beata Beatrix, pintura de Rossetti con Elizabeth Siddal como modelo

Elizabeth, que ya de por sí tenía una salud muy delicada, entró en una profunda depresión que la llevó a volverse adicta al láudano. En 1861 todo pareció mejorar con la noticia del embarazo de Elizabeth, pero la hija nació muerta, lo que agravó aún más su depresión y su adicción. El 11 de febrero de 1862 Rossetti descubrió en la cama el cuerpo sin vida de su mujer, muerta por sobredosis. Hay quien dice que junto al cadáver había una nota de suicidio, que más tarde Rossetti se encargó de destruir para que Elizabeth pudiera recibir un entierro cristiano. Antes de ser enterrada en el cementerio de Highgate, abrumado por el dolor y por la culpa, Rossetti introdujo en el ataúd de su esposa un diario con la única copia de sus poemas inéditos y fueron sepultados con Elizabeth.

 Los siguientes años no fueron fáciles para Rossetti, que se volvió adicto al alcohol y a otras drogas. Como pensaba que iba a quedarse ciego y que ya no podría seguir pintando decidió centrarse en la poesía. Pronto empezó a obsesionarse con la idea de recuperar los poemas que había metido en el ataúd de su esposa. Así que, finalmente, Rossetti y su agente literario Charles Augustus Howell consiguieron un permiso para poder exhumar los restos de Elizabeth con el objetivo de recuperar los poemas.

Rossetti prefirió no estar presente en este turbio episodio, así que fue Howell el encargado de recuperar los manuscritos. Más tarde le dijo a Rossetti que el cadáver se había conservado casi intacto, que mantenía la misma belleza que tuvo en vida y que el pelo rojizo había seguido creciendo hasta llenar todo el ataúd. Algunos de los poemas estaban en pésimas condiciones, roídos por gusanos, y eran prácticamente ilegibles. A pesar de eso, consiguió publicarlos, junto con otros poemas nuevos, en 1870.

Ms_eng_769

Uno de los poemas recuperados del sarcófago

Hacia el final de su vida, Rossetti cayó en estado mórbido, oscurecido por su drogadicción y su creciente inestabilidad mental, posiblemente empeorada por su reacción a los salvajes ataques de la crítica sobre su poesía desenterrada (1869). Pasó sus últimos años retirado, como un recluso. Murió en Birchington-on-Sea, Kent, Inglaterra.

La relación de Rossetti con Siddal fue objeto de numerosos dramas de televisión, en particular El Infierno de Dante (1967), de Ken Russell, en donde ella fue interpretada por Judith Paris; La Escuela de Amor(1975), en donde ella fue caracterizada por Patricia Quinn; y Románticos Desesperados (2009), en donde fue interpretada por Amy Manson.

Belleza del alma.

Bajo el arco de la Vida, donde el amor y la muerte
El terror y el misterio, guardan su santuario,
Yo vi a la Belleza en un trono,
Y aunque sus ojos son abandono
La dibujé en la simplicidad de mi aliento.
De Ella es la mirada -sobre y debajo
Del cielo que se curva sobre ti-
Por mar o cielo o mujer, sólo hay una ley,
Ser el siervo de su palma y su corona.

Esto es lo que la Señora de la Belleza sabe,
En cuya alabanza tu voz y tu mano se agitan,|
Larga sabiduría en el vuelo de tu cabello,
El diario palpitar en tu corazón y tus pies,
¡Con qué pasión irremediable, en cuántos vuelos!
¡Cuántas formas y maneras tienen sus días!

***

Soul’s beauty.

Under the arch of Life, where love and death,
Terror and mystery, guard her shrine, I saw
Beauty enthroned; and though her gaze struck awe,
I drew it in as simply as my breath.
Hers are the eyes which, over and beneath,
The sky and sea bend on thee,—which can draw,
By sea or sky or woman, to one law,
The allotted bondman of her palm and wreath.

This is that Lady Beauty, in whose praise
Thy voice and hand shake still,—long known to thee
By flying hair and fluttering hem,—the beat
Following her daily of thy heart and feet,
How passionately and irretrievably,
In what fond flight, how many ways and days!

****

Belleza del cuerpo.

Se cuenta de la primera mujer de Adán, Lilith,
(la hechicera a quien amó antes de recibir el regalo de Eva)
que su lengua engañaba antes que la de la serpiente
y su pelo embrujado fue el oro primigenio.

Inmóvil permanece; joven, mientras el mundo se hace viejo;
y, delicadamente contemplativa de sí misma,
hace que los hombres contemplen la red brillante que teje,
hasta que corazón y cuerpo y vida en ella quedan presos.

La rosa y la amapola son sus flores, pues ¿dónde
podremos encontrar, oh Lilith, aquél a quien no engañen
tus fragancias, tu sutil beso y tus sueños tan dulces?

Ah, en el mismo instante en que ardieron los ojos del joven en los tuyos,
tu embrujo lo penetró, quebró su altivo cuello
y retorció su corazón con uno solo de tus cabellos de oro.

****

Body’s beauty.

Of Adam’s first wife, Lilith, it is told
(The witch he loved before the gift of Eve,)
That, ere the snake’s, her sweet tongue could deceive,
And her enchanted hair was the first gold.
And still she sits, young while the earth is old,
And, subtly of herself contemplative,
Draws men to watch the bright web she can weave,
Till heart and body and life are in its hold.

The rose and poppy are her flower; for where
Is he not found, O Lilith, whom shed scent
And soft-shed kisses and soft sleep shall snare?
Lo! as that youth’s eyes burned at thine, so went
Thy spell through him, and left his straight neck bent
And round his heart one strangling golden hair.


Deja un comentario