Evgueni Oneguin-Alexander Pushkin

Aleksandr Sergeyevich Pushkin
Eugenio Oneguin (en ruso: Евгений Онегин, en otra transliteración Evgenij Onegin) es una novela en verso escrita por Aleksandr Pushkin. Es uno de los clásicos de la literatura rusa y su héroe sirvió de modelo para una serie de héroes literarios rusos. Se publicó en forma de serie entre 1823 y 1831. La primera edición completa es de 1833, y la edición que actualmente es la versión aceptada se basa en la que fue publicada en 1837. Sobre esta novela, Chaikovski hizo una ópera.

El rasgo característico de la estructura poética de la obra es que está escrita casi por entero en tetrámetro yámbico con un esquema de rima inusual: “aBaBccDDeFFeGG”, donde las letras minúsculas representan rimas femeninas mientras que las letras mayúsculas representan rimas masculinas. Esta forma se ha llegado a conocer como la “estrofa oneguiana” (o “soneto de Pushkin”). Contiene 118 sílabas y está compuesta por 14 versos yámbicos de cuatro pies métricos cada uno[1] .
El narrador es una versión idealizada del propio Pushkin, quien a menudo incurre en digresiones y mientras que la trama de la novela es bastante escasa el libro es más apreciado por cómo lo cuenta que por lo que cuenta. Esto es en parte por su narrador locuaz que el libro ha sido comparado con Tristram Shandy.

Eugenio Oneguin, un dandy ruso que está aburrido de la vida, hereda una mansión en el campo de su tío. Cuando se traslada al campo hace una insospechada amistad: el poeta Vladímir Lensky. Un día Lensky lleva a Oneguin a cenar con la familia de su prometida Olga Larina. En esta reunión, la hermana de Olga, Tatiana (Tanya), joven señorita provinciana, aficionada a los libros y poco sofisticada, se enamora de Oneguin. Por la noche, Tatiana escribe una carta a Oneguin confesándole su amor, y se la envía. Esto es algo que podría hacer una heroína de las novelas francesas de Tatiana, pero en la sociedad rusa se considera inapropiado que una joven soltera tome la iniciativa. A diferencia de lo que ella espera, Oneguin no responde a la carta. Los dos se encuentran en su siguiente visita, en la que él rechaza sus avances en un discurso que ha sido descrito como con tacto pero condescendiente.

Escena del duelo Onegin Lensky

Más tarde Lensky, despreocupadamente invita a Oneguin al santo de Tatiana prometiendo una pequeña celebración con sólo Tatiana, su hermana y los padres de ellas. En esta fiesta Oneguin encuentra un grandioso baile que le recuerda al mundo sofisticado y rápido que ha comenzado a añorar. Para vengarse de Lensky (y divertirse) Oneguin empieza a flirtear y bailar con Olga. Lensky se marcha enojado y por la mañana lanza un reto a Oneguin para batirse en duelo. En el duelo Oneguin mata a Lensky, y luego huye.
Tatiana visita la mansión de Oneguin donde lee sus libros, con notas en los márgenes, y a través de esto empieza a creer que el carácter de Oneguin es meramente una mezcla de diferentes héroes literarios y que no hay un “verdadero Oneguin”. Más tarde la familia lleva a Tatiana a Moscú y es presentada en sociedad.
Algunos años más tarde, Oneguin encuentra por azar a su primo, que es un príncipe, y le invita a una recepción. Allí vuelve a encontrar a Tatiana, a la que al principio no está seguro de reconocer; le pregunta a su pariente y este le dice que es su esposa. Tatiana ha cambiado mucho en este nuevo entorno, y su belleza provoca grandes remordimientos a Oneguin, que se da cuenta del error que cometió rechazándola. Intenta conquistar su afecto, a pesar del hecho de que ella está ahora casada, para conseguir sólo que ella le ignore. Oneguin le escribe una carta y no recibe respuesta. El libro acaba cuando Oneguin consigue ver a Tatiana y de nuevo es rechazado en un discurso que tiene ecos del discurso que previamente él le lanzó a ella. Aunque siga queriéndole, permanecerá fiel a su marido:
Le ¿por qué ocultarlo? pero a otro pertenezco Y le seré por siempre fiel.[2] .
Un tema de Eugenio Oneguin es la relación entre la ficción y la vida real
Información adicional y precio


Deja un comentario